Brockmeier Law Group abrió sus puertas por primera vez en 2009, en el apogeo de la Gran Recesión, cuando otras firmas despedían trabajadores y trataban de encontrar una manera de continuar con las prácticas legales que tenían antes de que cambiara el mercado. Comenzamos y seguimos sirviendo a nuestros clientes con la misma receta de contacto personalizado y con la mirada puesta tanto en la recuperación de cada uno de nuestros clientes, como en la vigilancia de los objetivos individualizados de cada uno de ellos en sus casos. Manejamos una variedad de casos y clientes tanto en litigios como en la redacción de contratos en la negociación, por lo que sabemos lo que se necesita para obtener los resultados deseados para todos nuestros clientes.